Bipowered

Resurrección

Las Escrituras afirman que Jesucristo resucitó de los muertos. Está en la Biblia, Mateo 28:5-6, "Mas el ángel, respondiendo, dijo a las mujeres: No temáis vosotras; porque yo sé que buscáis a Jesús, el que fue crucificado. No está aquí, pues ha resucitado, como dijo. Venid, ved el lugar donde fue puesto el Señor".

La resurrección sucedió exactamente como los profetas lo habían dicho. Está en la Biblia, 1 Corintios 15:3-4, "Porque primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí: Que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras; y que fue sepultado, y que resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras".

La resurrección de Jesús es la verdad central de la fe cristiana. Está en la Biblia, 1 Corintios 15:14-17, "Y si Cristo no resucitó, vana es entonces nuestra predicación, vana es también vuestra fe. Y somos hallados falsos testigos de Dios; porque hemos testificado de Dios que él resucitó a Cristo. Y si Cristo no resucitó, vuestra fe es vana; aún estáis en vuestros pecados".

¿Qué enseña la Biblia acerca de nuestra resurrección? Nuestra resurrección es verdadera por la resurrección de Cristo. Está en la Biblia, 1 Corintios 15:12-14, "Pero si se predica de Cristo que resucitó de los muertos, ¿cómo dicen algunos entre vosotros que no hay resurrección de muertos? Porque si no hay resurrección de muertos, tampoco Cristo resucitó. Y si Cristo no resucitó, vana es entonces nuestra predicación, vana es también vuestra fe".

Nuestros cuerpos resucitados serán diferentes de nuestros cuerpos presentes y serán eternos. Está en la Biblia, 1 Corintios 15:51-53, "He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados, en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados. Porque es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad".

Debido a la resurrección de Cristo él tiene poder para resucitar relaciones muertas y también a los que están muertos espiritualmente. Está en la Biblia, Filipenses 3:10, "A fin de conocerle, y el poder de su resurrección, y la participación de sus padecimientos, llegando a ser semejante a él en su muerte". Efesios 2:1, 4-5, "Cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados. Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos)".